ENSAYO: LA EDUCACIÓN ¿ENSEÑANZA O APRENDIZAJE?

La educación ¿enseñanza o aprendizaje?


“La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón” (H. G. Hendricks). Así quiero empezar mi ensayo, dando por sentado mi posición respecto a cómo se debe enseñar, pero aquí lo importante no es solo enseñar, sino enseñar a aprender y esto, ¿cómo se hace? La educación en Colombia ha traído muchos interrogantes a lo largo de la historia, pero ¿cuáles han sido estos interrogantes?, vamos a traer a colación algunos, como lo pueden ser: ¿por qué los maestros son tan incompetentes?, ¿por qué nos va tan mal en las pruebas internacionales de medición de la educación?, ¿por qué los estudiantes prefieren hacer otras actividades, antes que estudiar?, estas y muchas más incógnitas han sido las planteadas durante mucho tiempo en el país. Y, ¿Este problema tiene solución? o ¿no?, buena pregunta, será que, si es posible solucionar el problema, vamos a ver, pues mi pensamiento es positivo, pero lo realmente importante es; ¿cómo lo vamos a resolver?

Los colegios no pueden suplir todo, por esto me atrevo a decir que la educación no es un hábito en nuestra cotidianidad, debido a la cultura en donde vivimos, esto lo sustentan muchas investigaciones, pero principalmente, el argot popular nos muestra una cultura con ganas de preocuparse más por información deportiva, inútil de por sí, que por información verdaderamente necesaria en Colombia y Latinoamérica como lo pueden ser las noticias, fuente generadora de educación y de cultura a la vez.

Debemos construir una cultura de aprendizaje, donde lo importante sea el estudio del estudio, y, ¿cómo hacemos eso?, cómo hacer que una cultura tan fiestera, rumbera y carnavalera, se convierta en una cultura centrada en sus quehaceres educativos, fácilmente se pueden idear muchas estrategias para promover un cambio de cultura, aunque sea paulatino, este es necesario.

La mejor manera de hacer un país mejor es a base de educación, pero no una educación como la planteada actualmente, sino una educación a base de disciplina. ¿Disciplina? Si, disciplina para ser mejores, disciplina incentivadora de cambio, innovación y creatividad.

El amor por el aprendizaje de nuevas cosas, debe incentivar a los niños desde pequeños a aprovechar esa curiosidad, despertándoles en su mente, una astucia con la cual puedan ellos mismos dar respuesta a todas las incógnitas generadoras de curiosidad, así como lo hacen la mayoría de sistemas educativos, ocupantes de los mejores lugares en las pruebas PISA.

Como lo hacen en Finlandia, por dar un ejemplo, allá dejan descubrir a los niños por si mismos todas las preguntas planteadas desde su infancia y hacen que los temas vistos en la escuela sean temas de interés, pero ¿cómo hacen para volver los temas interesantes?; fácil, haciéndolos cotidianos, mostrando su aplicabilidad en la vida diaria, haciéndolos atractivos, haciéndolos instrumentos de defensa en un mundo de convivencia cotidiana.

Para tener una lectura universitaria correcta, primero los estudiantes debieron haber pasado por una escuela, y antes de haber pasado por una escuela ellos fueron parte de una sociedad, a la cual han seguido perteneciendo desde el momento de su nacimiento, esto fue probado en un estudio realizado por la universidad Javeriana en donde se investigó el verdadero problema, el desinterés mostrado por los jóvenes con respecto a la lectura y la escritura, todo esto se debe principalmente a la cultura en donde se desarrollan, una cultura preferente de salir a rumbear y tomar antes de coger una hoja y escribir su opinión con respecto al mundo o antes de coger un libro y ver cuál es la realidad de su país. Todo esto está promovido por las empresas, optando por ganar dinero, como lo hace Águila en muchas de sus propagandas, antes de ver cuál es el mejor bienestar social. Lamentablemente todo con lo que convivimos nos promueve a preferir este tipo de acciones antes de aquellas instructivas e importantes para el transcurrir de nuestras vidas.

Por otro lado, podemos hablar de cuál es el mayor interés lector por parte de los estudiantes universitarios y aquí podemos desarrollar tres temas principales; el primero, es cuando los alumnos prefieren en un mayor porcentaje los apuntes propios, este porcentaje ha sido medido en varias investigaciones y en promedio es de un 83,68%. Enseguida de los apuntes, están los materiales elaborados por los docentes, debido a la confiablidad, porque ellos mismos son los evaluadores, este porcentaje es de 79,78% promedio. Y lo leído en menor porcentaje y no menos importante son los blogs y páginas web, debido al fácil acceso que tienen a estos, se ubican en un 76,82%, media de los estudiantes universitarios según investigaciones.

Todo esto lo ratifica la Dra. Paula Carlino, quien afirma: “el reto para los alumnos debe ir más allá de leer los apuntes de clase: hay que enfrentarlos a las fuentes directas del curso”, por eso la invitación realizada a los docentes es; no solo a compartir sus saberes, sino también a hacer participes a los estudiantes de toda su vivencia durante el transcurso de los años ya pasados, es decir los hechos experimentados, porque de allí proviene todo su conocimiento y aprendizaje.

Otro caso mostrado en las investigaciones fue sobre cómo se veía la didáctica aplicada a la enseñanza, algo muy importante a la hora del aprendizaje de los estudiantes, en donde el objeto de enseñanza requiere una trasformación para hacer parte del proceso de estudio. En donde el objetivo del profesor debe ser transformar saberes y el del estudiante, existir un interés, por ende, una involucración activa en el aprendizaje.


Leer y escribir son muy importantes en la universidad colombiana, porque los estudiantes poseen bastantes y serias dificultades a la hora de producir textos académicos, también falta el desarrollo de la metacognición, pero ¿por qué no se desarrolla este método de aprendizaje en la escuela?, esto se debe a la preferencia de la escuela por dar aprendizaje limitado, respecto a todo, por ejemplo, en la escuela los muchachos no aprenden más de lo enseñado, porque no se tiene ese interés por ir mas allá de lo aprendido, si se llegara a despertar ese interés, el proceso metacognitivo se desarrollaría solo y con mucha facilidad ya que al aprender más de lo enseñado y por su propia cuenta, los estudiantes están pensando sobre lo pensado y ahí en ese momento es cuando aprenden a aprender.

Entradas populares de este blog

SEMANA 11: PENSAMIENTO ANALÍTICO CRÍTICO; ARGUMENTOS Y EXPLICACIONES

AUTOEVALUACIÓN: ¿CORRECTA O INCORRECTA?

SEMANA 10: 30 consejos sobre como utilizar correctamente las normas APA